• NOTICIA
  • Alejandro Toledo se entrega ante la justicia de Estados Unidos para su extradición al Perú

    Expresidente es acusado de recibir un soborno de 35 millones de dólares para beneficiar a la constructora Odebrecht

    Alejandro Toledo se entrega ante la justicia de Estados Unidos para su extradicin al Per

    El expresidente  se entregó este viernes ante la policía federal de  y fue puesto bajo arresto con miras a ser extraditado tras la decisión del, quien ordenó que se ponga a disposición de las autoridades de ese país. El exmandatario estuvo acompañado de su esposa Eliane Karp y con su abogada de oficio Mara Goldman.

    Luego de ello, el exmandatario deberá responder ante la justicia peruana por los cargos de lavado de activos y colusión, por el soborno de 35 millones de dólares que habría recibido de parte de la empresa Odebrecht que fue beneficiada con la licitación de los tramos 2 y 3 de la

    La decisión judicial contra  se dio tras conocerse que el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito rechazó una moción que presentó Toledo para que reconsidere su solicitud de suspender la extradición.

    ?La Corte requiere que Toledo sea internado en prisión para permanecer ahí hasta que sea entregado a las autoridades peruanas. La Corte revoca la libertad condicional de Toledo y le ordena ponerse bajo custodia del servicio Marshal?, se detalla en el fallo.

    Pese a ello, ayer, el expresidente presentó una moción de emergencia ante la Corte de Columbia a fin de impedir su detención, sin embargo, esta fue rechazada por una y, por ello, no le quedó otra que entregarse ante la justicia de Estados Unidos.

    Y es que, el pasado 7 de abril, Toledo- quien reside en San Francisco- debió haber sido arrestado para su extradición, pero ha dilatado el proceso mediante diversos recursos legales.

    Actualmente, con 77 años de edad, su abogado  ha señalado que tiene cáncer y que la prisión podría empeorar su estado de salud. Antes, en el 2019,  fue detenido en California y estuvo 8 meses en prisión por riesgo de fuga, pero luego estuvo con arresto domiciliario en marzo de 2020 tras el Covid-19.

    Tras confirmarse que debe entregarse a la justicia, el expresidente decidió dar la cara ante la prensa y dijo no correrte de la justicia, pero pidió que no lo maten en la cárcel.

    TE PUEDE INTERESAR