Vladimir Cerrón, gobernador regional de Junín, se entregó a la justicia

"He venido a ponerme a derecho", expresó Cerrón quien ahora será llevado al penal de Huancayo, después de 16 días de permanecer en la clandestinidad

Vladimir Cerrón, gobernador regional de Junín, se entregó a la justicia

Comparte |


Vladimir Cerrón Rojas, gobernador regional de Junín acaba de entregarse a la justicia tras estar 16 días en la clandestinidad y llevar una orden de captura a nivel nacional.  

Sobre Cerrón pesa una sentencia de cuatro años y ocho meses de prisión efectiva que derivó en una orden de captura a nivel nacional que quedó en pausa esto debido a que el Quinto Juzgado Penal Unipersonal Supraprovincial Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios concedió el recurso de apelación con efecto suspensivo presentado por Cerrón Rojas.

Hoy, a la 1 de la tarde, Cerrón llegó al módulo de sentenciados en la Corte Superior de Justicia de Junín a firmar por otro proceso judicial que tiene, sin embargo al no poder evadir el ir a firmar pues su situación se agravaría, decidió entregarse a la justicia. "He venido a ponerme a derecho", expresó para Correo. 

Del Poder Judicial lo llevaron a la Divincri en Millotingo y luego fue llevado al penal de Huancayo, en Huamancaca Chico, donde ingresó a la 1:45 p.m

Nuevo gobernador

Ayer, diez los consejeros regionales votaron a favor de la suspensión y dos en contra. Los que estuvieron a favor son José Villasana, Versael Díaz, José Álvarez, Tatiana Arias, Luis Carhuallanqui, Abimael Rojas, Jorge Rojas, Ximena López, David Eslado y Jesús Rojas.

Quien asume en el cargo de nuevo gobernador es Fernando Orihuela quien hasta hace unos días suplía a Cerrón en el cargo por encargatura. Si es que la Sala de Apelaciones del Poder Judicial revoca la sentencia de Vladimir Cerrón, podría volver al cargo.

Apelación

El recurso de apelación presentado por la defensa de Cerrónmenciona que la firma de convenio para la ejecución del saneamiento básico de La Oroya, fue realizada en el 2010, sin licitación previa, generando sumas adicionales que paralizaron la obra, en ese caso la salida más viable que la gestión de Cerrón habría encontrado, fue llevar a cabo un proceso de conciliación con la empresa ejecutora reconociéndole S/850 mil.

Comentar

+ Actualidad