Entregan restos óseos de víctimas del terrorismo a sus familias

En la plaza de Pangoa se dio el certificado y el féretro de los 24 cuerpos a los familiares

Entregan restos óseos de víctimas del terrorismo a sus familias

Comparte |

Los restos de 24 víctimas de ejecuciones extrajudiciales y desaparición forzada del conflicto que vivió Perú entre 1980 y 2000 fueron entregados a sus familiares para ser sepultados tras ser identificados luego de 28 años, informó el fiscal provincial y encargado de Delitos de Terrorismo y Derechos Humanos del Ministerio Público del Distrito Fiscal de Junín, Mario Orellana Castillo.

CRONOLOGÍA. Los restos óseos fueron colocados en ataúdes de color blanco, con las prendas de vestir y algunos accesorios que portaban los comuneros en el momento que fueron ejecutados.

?El 12 de abril de 1990, una columna de senderistas ingresaron a la comunidad nativa de Naylám de Sonomoro y ocasionaron la muerte de 34 personas?, dijo Orellana Castillo.

En ese sentido, la entrega se pudo concretar después de que un equipo forense especializado de la fiscalía recuperaran los restos de 26 personas fallecidas que estaban en fosas comunes de los cementerios de Naylam de Sonomoro y de San Martín de Pangoa en la provincia de Satipo. No obstante se identificó a 24 personas, y dos están como NN.

Luego de la toma de muestras de ADN de los familiares y la comparación con la de las víctimas, a través de métodos especializados, se logró la identificación plena de las 24 víctimas. Al inicio eran 23 personas, pero se descubrió que una mujer estaba embarazada al momento de ser asesinada.

Asimismo, también se entregaron los cuerpos a un señor que perdió a su padre, madre y hermanos. Al igual que a una mujer que ahora podrá despedirse de su esposo; después de tantos años. También se halló los cuerpos de dos pequeños de 12 y 14 años de edad.

Es así que en una simbólica ceremonia desarrollada en la plaza principal de San Martín de Pangoa, se hizo la entrega pública de los certificados de defunción y los féretros donados por el municipio de Pangoa, para el entierro respectivo.

Luego de esta ceremonia póstuma, se dio inicio al velatorio general que se extiende hasta hoy, donde se realizará una romería por las principales calles del distrito hasta llegar al cementerio general; donde serán enterrados en el mausoleo y lugar de homenaje a las víctimas del terrorismo en Pangoa.

El burgomaestre de Pangoa, Pedro Castañeda Vela, y otras autoridades participaron.

Además, sigue existiendo fosas comunes en el distrito de Pangoa; porque fue uno de los sectores con mayor presencia de terroristas, que a su vez generaron diversos atentados y masacres a la población de las comunidades ashánincas, nomatsigengas y los colonos quienes formaron centros poblados en distintas partes de la jurisdicción.

?Esto es solo una parte de la investigación, porque también debemos establecer quienes fueron los responsables de estos asesinatos y desapariciones; entonces seguimos en la persecución del delito?, explicó el fiscal provincial. Pero, no solo tiene connotación jurídica, sino relevancia social, para identificar a los agraviados, identificar a las víctimas, es un trabajo en conjunto.

AFECTADOS. Cabe precisar que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y de Sitios de Entierro (Renade) identificó a 20,329 personas con nombres y apellidos que han desaparecido durante los años de terrorismo. Del mencionado número, 865 restos han sido identificados; aún falta 19,464 por localizar. Además, Junín registró el 15% del total y las provincia de Satipo fue la más afectada, la violencia que se sufrió en al jurisdicción fue mayor en la selva , en ese sector, el 34% de las víctimas fueron mujeres.

Fuente: Correo

Comentar

+ Actualidad