Jugadores del Sport Huancayo cumplen sueño de niño con malformación en los dedos

Pequeño se emociona cuando los jugadores se acercan a saludarlo antes del partido e ingresaron con él a la cancha

Jugadores del Sport Huancayo cumplen sueño de niño con malformación en los dedos

Comparte |

30 de Abril del 2018 - 10:31

Eran las 14:00 horas y en las tribunas la emoción de los hinchas retumbaba en el estadio Huancayo. Entre los miles de fanáticos que acudieron a alentar al Sport Huancayo, en el partido frente al Melgar de Arequipa, estaba Juan Diego, el niño de 4 años, cuyo sueño era conocer a sus ídolos del fútbol profesional. Como la ocasión lo ameritaba el pequeño también vestía su camiseta e iba en el hombro de su amigo, el ingeniero y catedrático de una conocida universidad privada Juan José Flores Palomino quien fue el principal apoyo para cumplir el sueño del pequeño. Fue Flores Palomino quien conoció a Juan Diego en el hospital se conmovió con su caso y se propuso hacer realidad su sueño de ir a un partido del Sport Huancayo.

El ingeniero compró as entradas preferenciales para el menor y su madre Luz Aguirre Sanabria.

SORPRESAS. Sin embargo, No solo se las arregló para que Juan Diego ingresara al Estadio, además llegaron a la zona preferencial y logró que el niño que vive en el anexo de Hualahoyo en El Tambo, pise la cancha de fútbol del Coloso de Ocopilla, de la mano del futbolista Richard Salinas, que lo cogió como si fuese su cábala de la suerte, y se persignó antes del decisivo encuentro. El pequeño también tuvo el privilegio de recibir el saludo de los futbolistas Rodrigo Colombo, Luis Trujillo, Joarciño Gonzáles, Néstor Duarte, Yonathan Sauñe y Eder Hermoza. Juan Diego estaba emocionado, nunca habían ingresado a un estadio y menos aún vio un partido del fútbol profesional. Al principio lucía un poco nervioso luego se contagió de la emoción de la hinchada, pues cumplió algo que para los infantes de su edad significa lo mejor de su vida.

El menor apenas jugaba fútbol con la pelota vieja que le prestaban sus primos, o se emocionaba cuando veía por su viejo televisor a los jugadores de la selección nacional, entre ellos su ídolo Paolo Guerrero. Cuando concluyó el partido, salió del Estadio cuando todo era celebración, los hinchas gritaban por la efervescencia, de pasar a la final del torneo de verano. Juan Diego de 4 años, sufre de una enfermedad congénita que generó que 4 de sus dedos, anular y medio en cada mano, sean más pequeños y poco estables. Pese a la discapacidad que lo aqueja, el niño es uno de los más entusiastas en aprender a escribir y en base a mucho esfuerzo logró dominar la tijera para cortar las hojas de colores y escribe su nombre a la perfección.

AYUDA. Al conocer de la historia de Juan Diego, muchas personas quieren apoyarlo y pueden llamar al 923088427.

Comentar

+ Actualidad